¿Seré diabético?

¿Qué es la diabetes?


La diabetes es una enfermedad que ocurre cuando la glucosa (azúcar en sangre) se encuentra elevada. Los alimentos son la fuente principal de glucosa y está es la fuente más importante de energía para llevar a cabo todas las funciones de nuestro cuerpo. Para esto, la glucosa debe de ser no solo transportada hacia las células, sino internalizada. Este último proceso llevado a cabo por la insulina, hormona producida en el páncreas. De manera somera, al no producirse suficiente insulina o existir una resistencia a esta hormona, se produce la diabetes. Según la

causa, la diabetes se clasifica en tipo 1, tipo 2, otros tipos específicos (ej. enfermedades del páncreas, inducida por medicamentos, etc.) y gestacional). Dada la gran cantidad de pacientes con diabetes tipo 2, nos enfocaremos en esta.


La etiología de la diabetes de tipo 2 es multifactorial, es decir, la interacción de múltiples factores de riesgo (genéticos y ambientales) contribuyen al desarrollo de resistencia a la insulina, característica principal de la enfermedad.


¿Qué tan común es la diabetes?


En México, uno de cada 4 sujetos mayores de 50 años es diabéticos. Más del 90% de los casos corresponde a la diabetes tipo 2. Algo a destacar es que más del 25% de los diabéticos no saben que presentan la enfermedad puesto que la sintomatología es muy inespecífica.


¿Cuáles son los síntomas de la diabetes?


Los 3 síntomas que deben de hacer sospechar la presencia de esta enfermedad, sobre todo en aquellos susceptibles a padecerla, son:

  • Incremento de la sed (Polidipsia)

  • Incremento en la cantidad de orina (Poliuria)

  • Aumento en el apetito (Polifagia)

  • Pérdida inexplicable de peso


Otros síntomas que suelen mencionar los pacientes diabéticos, especialmente aquellos ya con complicaciones asociadas, son: fatiga, visión borrosa, adormecimiento (parestesias) en pies y manos, y ulceras que no cicatrizan.


¿Qué tipo de problemas de salud causa la diabetes?


La diabetes suele ser una enfermedad que no se cura, sino que se controla mediante cambios en el estilo de vida y medicamentos. En caso de no controlarse la gran mayoría terminará por desarrollar problemas del corazón, riñones, cerebro y oculares, entre muchas otras. Estás terminan deteriorar el estilo de vida de los individuos, por lo que una revisión a tiempo es de gran importancia.


¿Quién está en riesgo de desarrollar diabetes?

  • Edad >45 años

  • A mayor edad, mayor es la posibilidad de desarrollar diabetes. La edad en la que más frecuentemente se realiza el diagnóstico de diabetes es entre los 45 y 64 años de edad. En México, uno de cada 4 sujetos por encima de los 50 años es diabético. Cabe destacar que durante los últimos años se ha observado a personas diabéticas mucho más jóvenes. Esto último, por la alta prevalencia de otros factores de riesgo (ej. sedentarismo, sobrepeso y obesidad, etc.).


  • Sobrepeso y obesidad

  • El sobrepeso y, sobre todo, la obesidad son factores importantes para el desarrollo de diabetes por su estado de alta resistencia a la insulina. A mayor índice de masa corporal, mayor la prevalencia de diabetes. Es así como tener sobrepeso aumenta el riesgo 2.4 veces de padecer diabetes con respecto a la población con peso normal. Por su parte, la obesidad incrementa el riesgo 3 a 6 veces. Cabe destacar que casi 80% de la población mexicana padece de sobrepeso u obesidad. Ahora bien, no solo el peso y el índice de masa corporal son importantes determinantes para el desarrollo de diabetes, también la circunferencia de la cintura, la cual cuando es mayor a 90 cm en el hombre y 80 cm en la mujer indica obesidad de predominio abdominal. Este tipo de obesidad central está claramente asociada al desarrollo de síndrome metabólico, diabetes, y enfermedad cardiovascular.


  • Familiares con diabetes mellitus

  • Múltiples estudios han demostrado que la diabetes mellitus tipo 2 presenta una predisposición genética. Aquellos individuos con familiares de primer grado diabéticos presentan un mayor riesgo de padecer esta enfermedad. Se ha estimado que el riesgo de desarrollar diabetes llega a ser de 2 a 6 veces mayor cuando uno o ambos padres presentan la enfermedad.


  • Miembro de población étnica de alto riesgo (latina, afroamericana, nativa americana, asiático-americana, de las islas del Pacífico).

  • Ciertas poblaciones tienen una tendencia mayor al desarrollo de diabetes. Esto pudiera ser debido a cuestiones genéticas qué en un ambiente propicio, como lo son los países con de tipo dieta occidental (rica en grasas y azucares), aumentan su expresión con el incremento a la resistencia a la insulina.


  • Glucosa anormal en ayunas o intolerancia a la glucosa.

  • Este escenario es conocido como prediabetes, estado en el que la glucosa está elevada más de lo normal pero no lo suficientemente como para diagnosticar diabetes. Es de gran importancia conocer esto, puesto que cada año uno de cada 10 individuos termina por desarrollar diabetes.


  • Antecedente de diabetes gestacional (embarazo) o hijo con sobrepeso al nacer

  • Haber recibido el diagnóstico de diabetes gestacional es de gran relevancia, ya que a pesar de que se resuelva después del parto, existe un riesgo residual de desarrollar diabetes en el futuro. Múltiples estudios han demostrado que 2 a 6 de cada 10 mujeres con historia de diabetes gestacional desarrollaran diabetes 5 a 10 años después del parto. Por lo tanto, es importante llevar un seguimiento estrecho de sus niveles de azúcar en sangre. Igual de importante es el hecho de que la diabetes aumenta el riesgo de hijos con sobrepeso al nacer (macrosomía), considerado por la mayoría de los expertos como un peso al nacer mayor a los 4-4.5 kg. A su vez, estos sujetos con macrosomía tienen un mayor riesgo de desarrollar obesidad, diabetes y/o hipertensión durante la vida. Cabe destacar que la macrosomía muestra variabilidad dependiendo de la etnia, siendo mayor en mujeres hispanas. Por esto, llevar un control prenatal es de gran importancia.


  • Hipertensión (>140/90 mmHg)

  • La presencia de diabetes en aquellos individuos con hipertensión es muy alta. Estudios han demostrado que 2-6 de cada 10 pacientes hipertensos padecen diabetes. En México, 30% de la población es hipertensa. La prevalencia llega a ser aún mayor en aquellos mayores a 60 años, en donde 6 de cada 10 mexicanos es hipertenso. De mayor importancia es que solo la mitad de estos ha recibido el diagnóstico, mientras que el resto no lo sabe por no haberse checado la presión arterial.


  • Colesterol HDL <35 mg/dl o Triglicéridos >250 mg/dl.

  • De manera similar, alrededor del 65% de los pacientes con dislipidemia son diabéticos. La dislipidemia más frecuente en nuestro país es el Colesterol HDL (colesterol “bueno”) disminuido. Este no suele reportarse en los estudios de laboratorio habituales, por lo que es de gran importancia realizarse un perfil de lípidos completo a la hora de realizarse una evaluación médica.


  • Síndrome del ovario poliquístico

  • Es un trastorno que afecta a una de cada 10 mujeres en edad reproductiva. No solo se caracteriza por ovarios con múltiples quistes, como su nombre lo dice, sino también por alteraciones en el ciclo menstrual por un desbalance en la producción de hormonas masculinas y aumento a la resistencia a la insulina. Esto les confiere un riesgo 5 a 10 veces mayor de presentar intolerancia a los carbohidratos y, por lo tanto, al desarrollo de diabetes.



  • Antecedente de enfermedad vascular.

  • Se sabe que la diabetes es un factor de riesgo bien establecido para el desarrollo de enfermedad vascular, como el infarto cerebral (embolia). Esto dado que produce cambios patológicos en los vasos sanguíneos. Los pacientes diabéticos tienen un riesgo de infarto cerebral ~2 veces mayor a la población no diabética. Asimismo, alrededor del 65% de las muertes en pacientes diabéticos son atribuidas a enfermedad cardiovascular, en donde se incluye la enfermedad vascular cerebral.


¿En quién está indicado hacer estudios en búsqueda de diabetes?


  • Cualquier individuo con síntomas sugestivos de la enfermedad.

  • Personas mayores de 45 años.

  • Personas entre 19 y 44 años de edad con más de un factor de riesgo para diabetes.

  • Mujeres con historia de diabetes gestacional.


Dado que cada vez es más frecuente el diagnóstico de diabetes en sujetes más jóvenes, incluso niños, también se sugiere realizar estudios en jóvenes entre los 10 y 18 años de edad con sobrepeso u obesidad, sobre todo si tuvieron peso anormal al nacer o fueron hijos de madres con diabetes gestacional.


¿Qué estudio me debo de realizar?



Las pruebas más frecuentemente realizadas para el diagnóstico de diabetes son:

  1. Glucosa sérica en ayuno (8 horas de ayuno)

  2. Hemoglobina glicada (HbA1c)

  3. Glucosa sérica al azar.

  4. Glucosa plasmática a las 2 horas de la prueba oral de tolerancia a la glucosa


¿Cómo puedo prevenir la diabetes y sus complicaciones?


La manera más efectiva es mantener un peso normal y hacer ejercicio. En cuanto a las complicaciones, lo más importante es realizar un diagnóstico oportuno. Tras esto, realizar cambios en el estilo de vida, tomar los medicamentos que su médico considere pertinentes y revisarse periódicamente serán de suma relevancia.


Para más información acuda con nosotros. ¡Estamos para servirle!


Dr. Juan René Serna Garza

Cardiólogo Ecocardiografista.




Referencias:

  1. American Diabetes Association. Classification and diagnosis of diabetes. Diabetes Care. 2016;39(Suppl. 1):S13–S22.

Entradas destacadas