Evaluación en atletas para prevenir la muerte súbita cardíaca


Evaluación en atletas | Blog Clínica Corazón | Playa del Carmen, Quintana Roo

La muerte súbita de origen cardiaco es un evento devastador muchas veces inexplicable, aunque raro, afortunadamente. Las victimas pueden ser jóvenes aparentemente sanos, inclusive. Como resultado, existe gran interés en identificar a quienes están en riesgo con el propósito de incidir en su pronóstico con intervenciones como la restricción o modificación del ejercicio o el inicio de terapia farmacológica, en caso de ser necesario.


La mayoría de los eventos de muerte súbita de origen cardiaco en atletas son a consecuencia de arritmias malignas, usualmente taquicardia o fibrilación ventricular, y en sujetos con enfermedades cardiacas las cuales que incrementan el riesgo de arritmias como miocardiopatía hipertrófica, displasia arritmogénica del ventrículo derecho, etc. Esto último al producir cambios en el corazón por el propio ejercicio prolongado o mediante cambios fisiológicos asociados a la demanda de un ejercicio intenso como son sobrecarga hemodinámica, liberación de catecolaminas o alteraciones en los electrolitos en sangre, los cuales pueden desencadenar arritmias potencialmente letales en sujetos susceptibles.


¿Quién está en riesgo?

Tanto los atletas competitivos o recreacionales pueden tener riesgo de muerte súbita. Esto en relación con la severidad de la enfermedad cardiaca subyacente y con la intensidad del ejercicio. Se ha documentado que los atletas menores a 35 años (jóvenes) son, por mucho, quienes mayor riesgo tienen de muerte súbita cardiaca por enfermedad cardiaca heredada (ej. miocardiopatía hipertrófica, displasia arritmogénica del ventrículo derecho, origen anómalo de arterias coronarias, síndrome de Marfan, etc.) o por síndromes arritmogénicos hereditarios (ej. síndrome de QT largo, síndrome de Brugada, etc.). En cambio, los mayores a 35 años (atletas adultos) son propensos a presentar enfermedad obstructiva de las arterias coronarias.


¿Qué se recomienda antes de iniciar una actividad física?

Las sociedades norteamericana y europea sugieren una evaluación cardiológica que incluya historia clínica y exploración física completas, así como la realización de un electrocardiograma de manera rutinaria haciendo énfasis en los siguientes:

  • Muerte prematura en algún familiar de primer grado (menos de 55 años en hombres y menores de 65 años en mujeres).

  • Discapacidad por cuestión cardíaca en algún familiar menor a 50 años.

  • Conocimiento de alguna condición cardiaca en familiares, entre los que destacan miocardiopatía hipertrófica o dilatada (corazón crecido), síndrome QT largo, síndrome de Marfan o arritmias.

  • Falta de aire, dolor de pecho u opresión en el pecho con el esfuerzo-

  • Desmayo o sensación de desmayo inexplicados.

  • Fatiga excesiva con el esfuerzo.

  • Palpitaciones.

  • Soplos.

  • Presión arterial descontrolada.

  • Restricción de actividades deportivas previamente recomendadas por algún médico.


En ciertos casos, se recomienda realizar una prueba de esfuerzo antes de iniciar un régimen de ejercicios, siendo el caso más común atletas adultos con riesgo moderado a alto de enfermedad cardiovascular por presentar factores de riesgo como colesterol elevado, hipertensión, tabaquismo, diabetes o antecedente de infarto del corazón. En otros casos, se sugerirá la realización de estudios para visualizar de manera no invasiva su corazón como el ecocardiograma (ultrasonido de corazón) para determinar la causa de soplos o enfermedad cardiaca estructural. También se podría recomendar realizar un Holter 24 horas para detectar arritmias potencialmente letales en caso de antecedente de enfermedad estructural del corazón y síntomas como palpitaciones.


Desde que se inició la implementación de es este tipo de evaluación cardiológica previo al inicio de un régimen de ejercicio ha disminuido la incidencia de muerte súbita de origen cardiaco en un 89%.2


¿Cuándo debo de repetir la evaluación cardiovascular?

Algunos expertos sugieren revisarse anualmente o cada 2 años. En caso de encontrar alguna alteración o presentar cambios en el estado de salud, se deberá de realizar de manera más frecuente.


¿Cuál es nuestra recomendación?

Realizar un check-up cardiovascular en todos aquellos mayores a 13 años que realizarán una actividad atlética competitiva.


Para más información acuda con nosotros. ¡Estamos para servirle!


Dr. Juan René Serna Garza

Cardiólogo Ecocardiografista.


Referencias:

  1. Maron BJ, Thompson PD, Ackerman MJ, et al. Recommendations and considerations related to preparticipation screening for cardiovascular abnormalities in competitive athletes: 2007 update: a scientific statement from the American Heart Association Council on Nutrition, Physical Activity, and Metabolism: endorsed by the American College of Cardiology Foundation. Circulation 2007; 115:1643.

  2. Corrado D, Basso C, Pavei A, et al. Trends in sudden cardiovascular death in young competitive athletes after implementation of a preparticipation screening program. JAMA 2006; 296:1593.

Entradas destacadas